Corrían los 80 en Villarejo de Salvanés, municipio ubicado en el sureste madrileño, lugar donde la agricultura había sido, históricamente, motor de la economía local. Ya en 1751 aparecieron los primeros vestigios escritos acerca de la celebración de una Feria comarcal en Villarejo del 5 al 15 de octubre, y en 1858, el Ayuntamiento de Villarejo solicitaba una feria de ganados y caballerizas, que se autorizó para celebrarse a primeros de Agosto.

Agromadrid nació, así, como legítima heredera de aquellas antiguas ferias de ganados que, ya en el siglo XX, recorrían diferentes puntos de la región y tenían su parada en Villarejo de Salvanés.

El reto era importante: realizar una convocatoria anual sobre el campo y el mundo agrario de la Comunidad de Madrid, y hacerlo, desde un municipio pequeño, pero de manera lo suficientemente atractiva como para resultar interesante al público y los profesionales de cualquier punto de la región.

En sus primeros años, Agromadrid, sirvió también para poner al desconocido Villarejo en el mapa madrileño. Esto animó a las autoridades locales y las hizo sentir que tal evento merecía la pena, que era importante, y nos hacía importantes. Y así seguimos un año, y otro y otro….

De Chinchón, de Morata, de Colmenar de Oreja, de Valdelaguna, de Villarejo de Salvanés, de Madrid capital, de Campo Real, de Arganda del Rey, de Rivas, de Mejorada del Campo….Cientos de empresas han pasado por Agromadrid, y algunas aún siguen fieles a la muestra. Después de tantos años, puede decirse que esta feria ya tiene la categoría de tradición. 

Ahora Agromadrid constituye un símbolo de apoyo al campo como clave en el desarrollo económico de nuestros pueblos, como opción para nuestras  gentes en estos tiempos inciertos.